Una breve historia de casi todo

lecturas recomendadas para amantes de la ciencia

libros

Una breve historia de casi todo, de Bill Bryson, es un libro que no me cansaré de recomendar a todo aquél que ame la ciencia. Con un lenguaje muy cercano, el autor nos narra la historia detrás de los principales descubrimientos científicos, acompañado de multitud de anécdotas curiosas que hacen la lectura del libro muy entretenida. Y para muestra, que mejor que una cita:

Casi todos los seres vivos son pequeños y pasan muy fácilmente desapercibidos. En términos prácticos, esto no siempre es malo. No podrías dormir tan tranquilo si tuvieses conciencia de que tu colchón es el hogar de casi dos millones de ácaros microscópicos, que salen a altas horas de la noche a cenar tus grasas sebáceas y a darse un banquete con todos esos encantadores y crujientes copos de piel que desprendes cuando te mueves en sueños. Sólo en tu almohada puede haber 40.000. (Para ellos, tu cabeza no es más que un enorme bombón aceitoso.) Y no creas que cambiar el forro de la almohada cambiará las cosas. Para alguien de la escala de esos ácaros, el tejido de la tela humana más tupida es como las jarcias de un barco. De hecho, si la almohada tiene seis años (que parece ser que es más o menos la edad media de una almohada), se ha calculado que una décima parte de su peso estará compuesta de «piel desprendida, ácaros vivos, ácaros muertos y excrementos de ácaros», según la persona que efectuó el cálculo, el doctor John Maunder, del Centro Médico Entomológico Británico. (Pero, al menos, son tus ácaros. Piensa encima de qué te acurrucas cuando te metes en la cama de un hotel.) Estos ácaros llevan con nosotros desde tiempo inmemorial, pero no se descubrieron hasta 1965.

Entrada Anterior